Virgen del Pilar – Patrona de la Guardia Civil

Hablamos del 13 de mayo del año 1944, momento en el cual se establece el real decreto por el que se crea el Cuerpo de la Guardia Civil (Publ. Gaceta de Madrid nº 3530, martes 14 de Mayo de 1844, págs. 1-2), por el entonces denominado MINISTERIO DE GUERRA.

Pero no fue hasta el 8 de febrero de 1913 cuando se proclamaría a la Virgen del Pilar como patrona oficial de la Guardia Civil.

La historia se remonta sin embargo al 19 de septiembre de 1864, momento en el que el Sacerdote Miguel Moreno, capellán de la compañía en Valdemoro, colocó una imagen de la Virgen del Pilar diciendo textualmente:

“Con el tiempo los guardias jóvenes habrán de ser columna firme de la patria, pilar básico del orden. Para este fin nada mejor que imbuir en ellos el culto y amor filial a la Virgen del Pilar”.

No sería hasta la llegada del Teniente General Ángel Aznar y Butigieg (8 febrero 1913), entonces Director General del Cuerpo, que se proclamaría oficial el patronazgo, a través de una petición a Agustín Luque y Coca, Ministro de Guerra. Bajo la aprobación del entonces Rey Alfonso XIII, éste ordenó publicar un RD que decía :

“Visto el escrito que la Dirección General de la Guardia Civil dirigió a este Ministerio el 7 del mes pasado y teniendo en cuenta el favorable informe del Provicario General Castrense, el Rey se ha servido declarar Patrona de la Guardia Civil a Nuestra Señora la Virgen del Pilar”

Es a partir de este momento cuando el patronato de la Guardia Civil se extendió a todas las regiones de España.

Diez días después, el Teniente General Aznar, dicta una Orden General del Cuerpo en la que dice:

“Tenéis todas las virtudes militares, y por eso el Cuerpo ha conquistado y mantiene el prestigio de que goza. Se declara nuestra Patrona a la que lo es del Colegio de Guardias Jóvenes, donde se amparan y educan vuestros hijos, que postrados ante la imagen de la Virgen del Pilar rezan por vosotros, pidiendo os proteja y os libre de las asechanzas de los malhechores que perseguís. Allí en aquella capilla, se bendijo la enseña de la Caballería del Cuerpo, que es símbolo de la Patria consagrado por la religión”.

Y continúa con una referencia a la festividad del día de la patrona en la que dice:

“Este año celebraremos en la Guardia Civil la primera fiesta de compañerismo. Cuando os congreguéis para ello en cada puesto, dedicad una oración a nuestros compañeros que sacrificaron la vida en el cumplimiento del deber y al inolvidable Duque de Ahumada, organizador del Cuerpo; y antes de separarnos, terminad nuestra fiesta diciendo: ¡Viva España!, ¡Viva el Rey!”.

El 3 de Octubre del 1913 declara una Orden General del Cuerpo a través de la cual se establecen las disposiciones para la celebración oficial de la festividad de la Virgen del Pilar cuyo texto el siguiente:

Este es el primer año que va a solemnizarse el día de la Santísima Virgen del Pilar de Zaragoza…. …. El 12 del actual, día de la Patrona, se solemnizará este año con arreglo a las prevenciones siguientes:

  1. En todos los puestos de vestirá de gala, izándose la bandera en las casas-cuarteles, previa la venia de la autoridad militar de la plaza, donde la haya.
  2. En las capitales de provincia se costeará una misa rezada, que se aplicará en sufragio de los compañeros del Cuerpo fallecidos, asistiendo a ella la fuerza franca de servicio.
    Con armas y al mando del jefe de la línea. En Barcelona y Valencia irá la fuerza mandada por le jefe y capitanes de cuartel y subalternos de semana. En éstas y en las demás capitales, invitando a las autoridades y a los demás cuerpos del Ejército para que puedan designar una comisión que los representen.
  3. En todos los demás puestos asistirá la fuerza franca de servicio, formada y sin armas a oír una misa.
  4. Los coroneles del 1º y 14º Tercios recibirán oportunamente instrucciones para la celebración del día de la Patrona en esta Corte.
  5. En el Colegio de Guardias Jóvenes se solemnizará como en años anteriores.

Desde ese año la devoción del cuerpo por su patrona se fue incrementando, hasta el punto en el que el 13 de mayo de 1917, siendo el Teniente General Antonio Tovar Marcoleta, se coloca a la izquierda del arco de acceso a la capilla de la Virgen, por la parte de la sacristía una placa conmemorativa que dice lo siguiente:

“Los Generales, Jefes, Oficiales y personal de Tropa del Instituto de la Guardia Civil como homenaje a Nuestra Señora la Virgen del Pilar declarada su Excelsa Patrona por Real Orden de 8 de febrero de 1913”.

Desde entonces numerosas han sido las ocasiones en las que se ha mostrado el afecto hacia la Virgen Del Pilar por parte de la Guardia Civil.
El 12 de octubre de 1927, el Director del Cuerpo , el Sr. General Burguete, interpretando los sentimientos de piedad de la Guardia Civil, fue a Zaragoza para hacer la ofrenda oficial a la Virgen del Pilar. Allí depositó en una bandeja 56 monedas de oro, una pareja por cada Tercio que en ese momento existía.

Atendiendo a Orden General del Cuerpo, El 8 de febrero de 1940, el General Eliseo Álvarez Arenas hizo una ofrenda en nombre del Cuerpo, un espectacular manto blanco, tisú de plata bordado a mano en oro y sedas, en cuya parte central se encuentra el escudo de la Guardia Civil.

Y por último, el 11 de octubre de 1994, coincidiendo con el ciento cincuenta aniversario de la fundación del Cuerpo de la Guardia Civil, el ministro del interior, Juan Alberto Belloch, acompañado junto con el director General Ferrán Cardenal, impuso a la Virgen del Pilar la Cruz de Oro del Mérito de la Guardia Civil, el grado más alto y preciado de condecoración con el que cuenta el Instituto.

 

Deja un comentario